Posted on

Indignada estoy después de leer hoy en Escrito en la pared un artículo de la Vanguardia en el que decía que en Barcelona se comenzarán a multar a los graffiteros y comerciantes que permitan el arte del graffiti en sus persianas de cierre. PERDONA???? a dónde estamos llegando?! Qué no se han enterado todavía que el graffiti es arte, que es expresión, que es motivación… recordemos la gran iniciativa en Sevilla (mi tierra) con el barrio San Pablo, se llenó de murales en los edificios hace apenas unos meses. Ya sabéis kleckleys unos tantos y otros pecan por poco o por prohibición.

Contrarrestando mi indignación, me alegra saber (via Mnt-world) que se unen escritoras del graffiti para intentar reforzar art & peace, es el caso de las artistas españolas Yubia, Musa, Den y Makoh en su acción para la plataforma “mujeres artistas” con una demostración de su arte en la ciudad de Belén, justo en el muro de la vergüenza.

De nuevo la unión hace la fuerza!